Preikestolen, Noruega

25 diciembre 2017
14-Preikestolen-Noruega-1280x960.jpg

Nuestra expedicionaria Celia Barceló nos ha enviado el siguiente texto para Inteños por el Mundo, junto a su fotografía desde el Preikestolen:

«Estoy estos días en Noruega y hoy he querido compartir con todos los ruteros un sitio muy muy chulo.
Es el Preikestolen, un púlpito de piedra a 605 metros sobre un fiordo.
La subida hasta allí son unos 4 kilómetros entre valles increíbles y un paisaje verde y negro (todas las piedras son negras aquí). Es una ruta increíble para hacer, aunque un poco dura. Me ha recordado un poco a las caminatas por la Selva Negra.
En las fotos apenas se aprecia, pero hacía un viento increíble que nos hacía tener que sujetarnos a las rocas para que no nos llevara por el precipicio. Da un poco de miedo.
Había una sensación térmica de 2 ºC, así que salir en manga corta ha sido una experiencia interesante. Pero ha valido la pena».

 

Preikestolen recibe unos 80 000 visitantes cada año, la mayoría en los meses de verano. En cuanto a la roca misma, se trata de un saliente que se asoma sobre el Lysefjord, con una caída vertical de 605 m. La meseta superior mide unos 25 x 25 m. El saliente es medido cada año y no presenta mayores variaciones con el paso de los años. Sin embargo, desde el punto de vista geológico, algún día el púlpito cederá y caerá al fiordo. La caída ocurrirá, según la leyenda, cuando cinco hermanos se casen con cinco hermanas.

La ciudad importante más cercana al Preikestolen es Stavanger, que dispone de aeropuerto y conexiones diarias tanto con otras ciudades de Noruega como con alguno de los principales aeropuertos de Europa. Desde Stavanger salen varios ferrys al día, tanto de ida como de vuelta, que unen esta ciudad con el pueblo de Oanes, al otro lado del fiordo. El recorrido no dura más de media hora y desde ahí salen autobuses que en unos 20 minutos te llevan hasta el comienzo del camino, Preikestolhytta.

 

Fuente: Wikipedia .