Crónica del día 34: 14 de Agosto de 2016

28 agosto 2016
14_08_16-1280x853.jpg

Por Miguel Bruñó-Sanchís, expedicionario de la edición 2015 y 2016:

 

Sobresaltados, una voz penetrante nos despierta a las 5 de la mañana. A escasos metros de la Riad donde dormíamos, se llamaba al rezo desde el minarete de la mezquita, al que deduzco solo acudían los fieles más devotos. Otra voz más familiar, la de Pablo, nos despertaba un par de horas después. Esa mañana nos esperaba una divertida gymkana por la ciudad de Marrakech, pero antes de empezarla nos despedimos de una rutera muy especial, Susana, que tuvo que marcharse un par de días antes que el resto. Todas la despedimos efusivamente, pues ha sido una persona imprescindible en la Ruta, que nos ha iluminado a todos con su sonrisa, con su sentido del humor y con su cariño. Me permito saludarla desde aquí en nombre de todas y mandarla un abrazo muy fuerte que esperemos que reciba esté donde esté, pues ya se sabe que los ruteros no paran mucho por casa.

En la gymkana visitamos puntos clave de la ciudad. La plaza Djmaa-el-Fna, corazón de la ciudad, donde día a día transitan miles de personas, turistas y locales, y llenan de vida una plaza cuya probable mejor definición sea esa precisamente: vida. La torre Cutuvia, de origen almohade, que tiene su réplica casi exacta en Sevilla, la famosa Giralda. El Palacio Bahía, grande y majestuoso, y el mausoleo de la dinastía Saidí. Reconozco que no me fijé tanto en los monumentos en sí como en el perderse por las calles. Calles estrechas, impregnadas del color rojizo que caracteriza a Marrakech, motos y carros que se abren paso a duras penas, gritos de los vendedores, olor a especias, yoghourt, zumo de naranja, olivas, aceite de argan, shawarma, pizza marroquí, harira, aromáticas farmacias de remedios naturales, calles solitarias que se alternan con calles bulliciosas, rincones inesperados. No se puede ser pasivo en Marruecos, tienes que ir con todos los sentidos activados al máximo.

En la tarde tuvimos un tiempo libre en el que pudimos disfrutar más tranquilamente de la ciudad y sobretodo, aprovechar y exprimir al máximo este final de ruta, aprovecharlo con esas personas que más nos han marcado a cada una, exprimir las amistades que hemos creado en un contexto inmejorable para ello. La despedida se acerca y empieza ya a doler. A los más ñoños, como yo, nos empiezan a salir ya las palabras bonitas, los te quiero, los gracias por todo, los abrazos, las lagrimillas. No quiero imaginarme como serán los dos días que quedan. Los lazos que aquí hemos creado son únicos, este es un sentimiento que difícilmente se puede entender si no se está dentro, si no se han compartido tantos momentos mágicos, tantas conversaciones intensas, tantas bromas y tantas conexiones. Tampoco se puede entender sin momentos no tan buenos, sin afrontar las durezas del viaje, la tristeza, el dolor, la decepción, la rabia. Hemos aprendido mucho, y lo más importante, hemos aprendido juntas. Hemos cambiado, también juntas. Hemos hecho muchas cosas y, lo mejor de todo, esto sólo es el principio.

Buenas noches.

 

Matías es graduado en Ingeniería de Organización Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia y scout. Es extrovertido, entusiasta y muy curioso.

Lluna Martí Fernández

Juanjo Cordero Macías, nacido en 1995, se graduó en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona y se ha especializado en periodismo científico y medioambiental.

Ha trabajado como redactor en la Agencia EFE y en el departamento de comunicación de la ONG conservacionista WWF. Además, trabaja para promocionar las energías renovables en España, de manera sostenible y en manos de las personas, con la entidad sin ánimo de lucro Ecooo.

Entró en el mundo de las rutas al realizar, de manera independiente, el Camino de Santiago y senderos por Europa. Participó en 'Ruta Siete' en el 2017 y ha viajado a Colombia, México y República Dominicana con la expedición 'Tahina-Can'.

Médica general nacida en Madrid en 1994. El voluntariado sanitario me ha permitido el lujo de descubrir culturas y personas increíbles en Ghana, Camerún, Perú, Brasil y México. Enamorada de la medicina psicosocial he trabajado con el Servicio Móvil de Atencion Sociosanitaria al Drogodependiente de la Comunidad de Madrid. Participé como expedicionaria de la Ruta Inti 2018: el Renacer del Sol. Me encanta la naturaleza, el deporte, viajar y aprender a través de otras personas.

Carme Honorato

Ana Tejedor nació 1997, en Sevilla. Es graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, habiendo hecho los dos últimos años en Santiago de Chile y Barcelona y Máster en Comunicación Científica en la UPF-BSM, Barcelona.
Actualmente está enfocada en la comunicación científica, en concreto en la producción audiovisual de contenido divulgativo.
Con luz y un buen enfoque se decide a grabar en cualquier momento.
Participante en la Ruta Quetzal 2012. Graduada en Comunicación Audiovisual. Soy una apasionada del vídeo, la fotografía y el sonido. Comunicar a través del lenguaje audiovisual es mi especialidad, grabando y editando vídeo de eventos, corporativo, documental y ficción.
He trabajado para televisiones locales (À Punt, Plaza TV) y nacionales (Antena 3). Actualmente soy cámara, jefa de imagen, sonido y postproducción, editora y finish, del programa Plaza Lifestyle en Valencia Plaza.
Además del vídeo, mis otras grandes pasiones son viajar (que no turistear), los perros y los cactus.

Mar es una persona que ríe (mucho), llora (bastante) y habla (aún más).

Si quieres escucharla bien, tendrás que estar bien cerquita de ella, porque Mar habla muy rápido y muy (muy) flojo. Podrás bromear (en cualquier momento) y al mismo tiempo hablar de las profundidades más profundas de la vida (en algún que otro ratito).

Sabe escuchar. A lo mejor por eso estudió medicina (o no, ni ella misma sabe por qué lo hizo). Y a veces escribe; si le caes bien, quizá salgas en su próximo relato. Y a ratos dice que quiere ser artista y aprende a tocar instrumentos. Hace cosas así.

También le va la marcha y huye de hacer las cosas porque sí. Ahora quiere empezar a prepararse para ser profesora y estar con criaturas y de mientras, hacer un porrón de cosas más.

 

Beatriz Lázaro Martínez

 

Ruth Juan Domínguez, estudiante de derecho, con múltiples aficiones y con ganas de conocer mundo.

Marta Fernández es profesora, óptica-optometrista, audioprotesista. Amante de los viajes y del deporte, disfruta trasmitiendo a sus alumnos la inquietud por aprender y conocer nuevas culturas.

 

Eva Ruiz es una apasionada del deporte, la educación y la naturaleza. Graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y siguiendo su camino como educadora con el Máster de Formación del Profesorado en Secundaria y Bachillerato e investigando en el Departamento de Educación de la Universidad de Alcalá, aspira a convertirse en una futura docente que transmita valores a través del movimiento.
Por otro lado, compagina sus estudios con el ocio y el tiempo libre, disfrutando todos los veranos y durante el año, rodeada de jóvenes en diferentes experiencias educativas no formales, como campamentos o actividades extraescolares.
Eva piensa que la educación es el mayor acto de generosidad posible y que el mundo se ve más bonito con una sonrisa.

Mi nombre es Alberto, tengo 27 años. Con predilección por las nuevas experiencias en las que no sabes qué te encontrarás, el deporte y la montaña. Juntar todas ellas me lleva directamente a esta aventura y a poder compartirla con vosotros. Lo que define mi última gran pasión, conocer gente con las mismas inquietudes de las que poder aprender.

Leonor Canals Botas es politóloga y ha realizado un máster en Intervención Social con especialización en investigación y género en la UPNA.
Actualmente intentando realizar un doctorado, disfruta cosiendo mensajes feministas y anticapitalistas en camisetas y yendo de excursión al monte.

Curiosa, extrovertida y alegre. Próximamente graduada en Protocolo, Organización de Eventos y Comunicación Corporativa, siempre anda con algún proyecto en mente y abrazando lo que el futuro le depare.
Le encanta leer, el arte y el medio ambiente pero estar con gente y descubrir sitios nuevos la vuelven loca.