Crónica del día 31 de Julio

1 agosto 20144
2014-31jul1.jpg

La verdad de Mequinez. Por Javier Terrero.

A lo largo de toda la mañana, la expedición recoge en los rincones de Mequinez la cultura de Marruecos y el olor característico a tradición y mercado, a felicidad despreocupada, a libertad relativa. Mequinez es la ciudad donde el silencio se esconde. Largos pasillos abovedados sujetan las calles. La vida se respira en cada plaza.

La ciudad representa la grandeza venida a menos de haber sido referente histórico. En sus monumentos más relevantes, se constata su poder durante el S. XVII, años en los que albergaba la capital del reino marroquí. Una visita guiada permite a los expedicionarios recorrer parte de estos enclaves significativos. Rodeando la gran muralla, que resguardaba a la ciudad de posibles ataques de portugueses y españoles, la expedición alcanza el conocido como Palacio de Mulay Idris.Dentro del mismo, destaca un enorme granero, ideado para resistir largos asedios, así como la mayor de reserva de agua de toda la ciudad. Las inmensas cuadras, con espacio para más de 12000 caballos, abarcan más allá de lo que  la vista alcanza. Parecen haber sido sacadas de algún libro de aventuras caballerescas.

 

Alcanzado ya el mediodía, la expedición se desplaza al mausoleo – mezquita del rey Mulay Idris, artífice de la muralla y el palacio, además de monarca durante el momento de mayor esplendor de la ciudad. Alrededor de la gran fuente central, con los pies descalzos en señal de respeto, contemplamos la tumba del rey y su esposa favorita, una de las tres que poseía, estacionadas en el centro de la estancia, visibles a los ojos de todos los musulmanes que quieran rendir homenaje a una de sus figuras más emblemáticas.

Tras una breve visita a una tienda de artesanía de damasquinado, típico estilo propio de Mequinez pero procedente originariamente de Toledo, la expedición es invitada a comer en el patio de una casa típica de La Medina. El diseño del patio responde a los ya conocidos motivos geométricos musulmanes y a la tendencia arquitectónica propia de los países islámicos. Los ruteros disfrutan de la comida más típica del país, cous-cous, elaborado de manera casera por un cercano restaurante.

Al terminar la comida, la Ruta acude a un orfanato de la ciudad. Los voluntariados son las actividades en las que somos más Uno, en las que más crecemos , en las que nos hacemos más fuertes y a la vez más sensibles ante la vida que nos rodea, no ya como personas individuales, sino como grupo capaz de generar un cambio, de construir la propia historia.

Se organizan rápidamente una serie de talleres que llevar a cabo con los chicos (pintura, deportes, música…). Los niños agradecen nuestra presencia con risas y abrazos. A veces, a nosotros, en Occidente, se nos olvida lo verdaderamente importante.

El resto de la tarde se concede tiempo libre para despedirse de la ciudad. Los expedicionarios marchan a callejear, a perderse, a buscar tal vez la calle que grabar en la retina o lo sorprendente de alguna casa antigua y olvidada… Es tan grande Mequinez y tan poco el tiempo para descubrirla…

La noche cae sobre nosotros, nos avisa de que es hora de cerrar definitivamente los ojos y pensar en el día que se avecina. Una nueva ciudad, erguida y paciente, nos espera en la lejanía. ¿Nos acompañáis en esta nueva aventura?

Os esperamos.


4 comments

  • Belén Perez Zurdo

    1 agosto 2014 at 06:39

    Estás haciendo muy buenas cronicas, me gusta leerlas porque están llenas de informacion de los lugares que recorreis y de las vivencias que tenéis.
    Un saludo

  • Luis Hernández

    1 agosto 2014 at 10:11

    Hola ruteros. Acudir a este bloc se está convirtiendo, para muchos de los que estamos a este lado del estrecho, en lo primero que hacemos al desperezarnos. Me alegro que os hayan atrapado los olores, los silencios, las sonrisas, los regateos, el brillo en los ojos, las noches cuando termina el Ramadán,… y queda el desierto con su gente.
    Ten por seguro que seguiremos acudiendo a vuestra narraciones y ensueños.
    Un abrazo, ruteros.

    El conde Don Julián.

  • Sandra FL

    1 agosto 2014 at 10:13

    Preciosos relatos y preciosas fotos, que nos ayudan a imaginar lo impresionante de ese maravilloso viaje.Disfrutadlo mucho chic@s , esta experiencia es única e irrepetible, nunca se volverá a repetir ni en las mismas circunstancias , ni rodeados de las mismas personas. Saboread cada minuto y cada momento.

    Muchas gracias por estos momentos en que me hacéis disfrutar de estas crónicas y por las imágenes, que también hablan por si solas.

    Un abrazo y mucha energía para todos desde Las palmas. Y un achuchón muy fuerte a mi canaria guapa!!

  • Luis Hernández

    1 agosto 2014 at 10:26

    Post-email.
    Echo de menos la foto de un ruter@ regateando y la foto de otro comiendo el cuscus con la mano, como debe ser.
    Hasta mañana.

Comments are closed.


 

Matías es graduado en Ingeniería de Organización Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia y scout. Es extrovertido, entusiasta y muy curioso.

Lluna Martí Fernández

Juanjo Cordero Macías, nacido en 1995, se graduó en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona y se ha especializado en periodismo científico y medioambiental.

Ha trabajado como redactor en la Agencia EFE y en el departamento de comunicación de la ONG conservacionista WWF. Además, trabaja para promocionar las energías renovables en España, de manera sostenible y en manos de las personas, con la entidad sin ánimo de lucro Ecooo.

Entró en el mundo de las rutas al realizar, de manera independiente, el Camino de Santiago y senderos por Europa. Participó en 'Ruta Siete' en el 2017 y ha viajado a Colombia, México y República Dominicana con la expedición 'Tahina-Can'.

Médica general nacida en Madrid en 1994. El voluntariado sanitario me ha permitido el lujo de descubrir culturas y personas increíbles en Ghana, Camerún, Perú, Brasil y México. Enamorada de la medicina psicosocial he trabajado con el Servicio Móvil de Atencion Sociosanitaria al Drogodependiente de la Comunidad de Madrid. Participé como expedicionaria de la Ruta Inti 2018: el Renacer del Sol. Me encanta la naturaleza, el deporte, viajar y aprender a través de otras personas.

Carme Honorato

Ana Tejedor nació 1997, en Sevilla. Es graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, habiendo hecho los dos últimos años en Santiago de Chile y Barcelona y Máster en Comunicación Científica en la UPF-BSM, Barcelona.
Actualmente está enfocada en la comunicación científica, en concreto en la producción audiovisual de contenido divulgativo.
Con luz y un buen enfoque se decide a grabar en cualquier momento.
Participante en la Ruta Quetzal 2012. Graduada en Comunicación Audiovisual. Soy una apasionada del vídeo, la fotografía y el sonido. Comunicar a través del lenguaje audiovisual es mi especialidad, grabando y editando vídeo de eventos, corporativo, documental y ficción.
He trabajado para televisiones locales (À Punt, Plaza TV) y nacionales (Antena 3). Actualmente soy cámara, jefa de imagen, sonido y postproducción, editora y finish, del programa Plaza Lifestyle en Valencia Plaza.
Además del vídeo, mis otras grandes pasiones son viajar (que no turistear), los perros y los cactus.

Mar es una persona que ríe (mucho), llora (bastante) y habla (aún más).

Si quieres escucharla bien, tendrás que estar bien cerquita de ella, porque Mar habla muy rápido y muy (muy) flojo. Podrás bromear (en cualquier momento) y al mismo tiempo hablar de las profundidades más profundas de la vida (en algún que otro ratito).

Sabe escuchar. A lo mejor por eso estudió medicina (o no, ni ella misma sabe por qué lo hizo). Y a veces escribe; si le caes bien, quizá salgas en su próximo relato. Y a ratos dice que quiere ser artista y aprende a tocar instrumentos. Hace cosas así.

También le va la marcha y huye de hacer las cosas porque sí. Ahora quiere empezar a prepararse para ser profesora y estar con criaturas y de mientras, hacer un porrón de cosas más.

 

Beatriz Lázaro Martínez

 

Ruth Juan Domínguez, estudiante de derecho, con múltiples aficiones y con ganas de conocer mundo.

Marta Fernández es profesora, óptica-optometrista, audioprotesista. Amante de los viajes y del deporte, disfruta trasmitiendo a sus alumnos la inquietud por aprender y conocer nuevas culturas.

 

Eva Ruiz es una apasionada del deporte, la educación y la naturaleza. Graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y siguiendo su camino como educadora con el Máster de Formación del Profesorado en Secundaria y Bachillerato e investigando en el Departamento de Educación de la Universidad de Alcalá, aspira a convertirse en una futura docente que transmita valores a través del movimiento.
Por otro lado, compagina sus estudios con el ocio y el tiempo libre, disfrutando todos los veranos y durante el año, rodeada de jóvenes en diferentes experiencias educativas no formales, como campamentos o actividades extraescolares.
Eva piensa que la educación es el mayor acto de generosidad posible y que el mundo se ve más bonito con una sonrisa.

Mi nombre es Alberto, tengo 27 años. Con predilección por las nuevas experiencias en las que no sabes qué te encontrarás, el deporte y la montaña. Juntar todas ellas me lleva directamente a esta aventura y a poder compartirla con vosotros. Lo que define mi última gran pasión, conocer gente con las mismas inquietudes de las que poder aprender.

Leonor Canals Botas es politóloga y ha realizado un máster en Intervención Social con especialización en investigación y género en la UPNA.
Actualmente intentando realizar un doctorado, disfruta cosiendo mensajes feministas y anticapitalistas en camisetas y yendo de excursión al monte.

Curiosa, extrovertida y alegre. Próximamente graduada en Protocolo, Organización de Eventos y Comunicación Corporativa, siempre anda con algún proyecto en mente y abrazando lo que el futuro le depare.
Le encanta leer, el arte y el medio ambiente pero estar con gente y descubrir sitios nuevos la vuelven loca.