Crónica 25 de julio

27 julio 2023

Carlos García Jiménez-Castellanos, Sevilla

Carlos García Jiménez-Castellanos es de Sevilla, tiene 20 años y es parte del Grupo 3 de Ruta INTI. Es estudiante de tercer curso del Grado de Medicina de la Universidad de Sevilla.


Amanecimos en Tabi cerca de las 6 de la mañana con mucha energía. Casi sin darme cuenta, estaba en la sesión de deporte para después desayunar.

Durante la mañana hemos estado aprendiendo sobre la flora y fauna que existe en esta zona de selva y su monitoreo. Los responsables de sostenibilidad en esta reserva natural nos han mostrado dos pequeñas ejemplares de boa constrictor, que han capturado para liberarlas posteriormente en un lugar seguro. Hemos acabado la actividad dando un paseo por la selva para ver una cámara de monitoreo que llevaba 15 días activa. En ella, habían conseguido capturar fotos de varias especies como: coatíes, lagartos, ciervos de cola blanca…

A medio día el calor ha apretado bastante, a veces cuesta hacer algunas de las actividades. Por suerte, poco tiempo después ha caído el primer chaparrón en Tabi.

El mejor momento del día ha sido la mesa redonda que hemos podido compartir con la gran periodista Almudena Ariza. En ella, ha hecho un largo recorrido por su amplia trayectoria como reportera y corresponsal, destacando con mucho entusiasmo sus experiencias humanas. Desde sus inicios en radio hasta la guerra de Ucrania, que cubrió hace pocos meses con muchísimas anécdotas y nos animó a continuar luchando por aquello que nos apasiona. Sin duda es tan profesional como la hemos visto durante tantos años en la televisión, pero descubrir su lado más personal ha sido increíble.

Por último, hemos empezado las aulas que se realizarán a lo largo de la ruta, en mi caso la de música. Hace mucho que toco el piano y la guitarra, por lo que conocer un país a través de su música hace que al tocar descubra otra cara del lugar. Hemos empezado tocando la “llorona” y otro tema de Natalia Lafourcade, pero en las siguientes sesiones prepararemos más.
Cuando toquemos ante el resto de compañeros va a ser un momento muy especial. Llevamos muy poco tiempo de ruta, pero la convivencia dentro del grupo es buenísima y las risas están aseguradas en cada actividad.

Por último, hemos tenido un taller rápido para preparar el orden de la mochila, y tras la cena nos hemos ido a descansar. Ha sido un día largo e intenso, pero a pesar de todo me voy a dormir soñando con lo que nos deparará esta increíble aventura.