Taller de música

El taller de música de Ruta Inti es un espacio de crecimiento personal, composición y aprendizaje a través de la música.

Un lugar para la música

El taller de música de Ruta Inti es un espacio de crecimiento personal, composición y aprendizaje a través de la música dirigido por Yara Paz.

Su principal objetivo es despertar el instinto musical de todos los participantes, aunque no hayan tenido ningún contacto previo con la música. Al mismo tiempo, queremos desarrollar al máximo las capacidades musicales de quienes ya han tenido su primer encuentro con el mundo de la música o que incluso se dediquen a ello de manera profesional.

El corazón del taller está formado por una agrupación de voces e instrumentos, es decir, un coro y una orquesta o grupo de cámara, que dependerá de los músicos e instrumentos que nos acompañen en la expedición. Esta agrupación vocal e instrumental interpretará tanto temas modernos como clásicos, en conjunto o por separado. Será la agrupación base de nuestro taller de música y podrá servir como representación de la propia ruta en actos oficiales. Su objetivo será ahondar en conjunto en la música y la cultura de los diferentes sitios que vayamos visitando, así como ser una vía para conocer la música todos juntos.


Retos compositivos

Además, la idea es que dentro del mismo taller vayan surgiendo agrupaciones (bandas, dúos, grupos a capela…) o incluso solistas, impulsados por el propio Aula, que acompañen a este grupo base componiendo e improvisando, enriqueciendo así aún más la experiencia personal de los expedicionarios. Para poder desarrollar esta faceta musical compositiva hemos impulsado lo que definimos como «retos compositivos». Aparte de los ensayos de carácter oficial, donde se practicarán y aprenderán las diferentes piezas base, contaremos también con pequeños espacios de composición e improvisación en equipo que ayudarán a desarrollar las capacidades musicales de los expedicionarios. Asimismo, podrán disfrutar de la música de una manera diferente y conocerse más entre ellos y a sí mismos.

Cada expedición contará con un reto compositivo propio que servirá de inspiración y de guía para los ruteros. Esto les ayudará a generar lazos mucho más fuertes con el lugar que están visitando y con la propia Ruta. Estos retos estarán pensados no solo para su disfrute interno, sino también para su presentación en los diferentes actos oficiales de la expedición.

Es, por tanto, un taller de música rica en su conjunto, uniendo varios estilos musicales, dinámicas y conceptos.